Fondo azul menú

¡Si fallas al prepararte, te estás preparando para fallar!

Hoy en día, esta cita de Benjamin Franklin adquiere si cabe un mayor significado. Una buena planificación y un adecuado seguimiento son claves para alcanzar el éxito en el mundo empresarial; por eso, la figura del Project Manager cada vez tiene más peso en el desarrollo de los proyectos.

Cada proyecto es único y, por ende, dependerá de sus características la elección de metodologías y herramientas de gestión de proyectos. Existen muchos y de diversos tipos, según las necesidades. La innovación es una ventaja en muchos casos, pero bien es cierto que aplicando el know-how de los proyectos, podremos reducir el riesgo y asegurarnos cierto éxito. 

Es conveniente hacer un repaso a las metodologías más populares y exitosas hasta ahora utilizadas por la mayoría de los directores de proyecto, así como el uso de gestores de proyectos, con los que nos ayudan gestionar recursos, priorizar tareas y repartir el trabajo entre todo el equipo.

 

CMMI (Capability Maturity Model Integration)

Es un modelo para la mejora y evaluación de procesos para el desarrollo, mantenimiento y operación de sistemas de software. Debemos aclarar que CMMI no es una metodología, más bien es un modelo. En muchas ocasiones tenemos la tendencia a compararlo con metodologías ágiles descartando la posibilidad de que se complementen.CMMI se centra en el qué se espera encontrar en una organización, mientras que las metodologías y métodos ágiles se centran en el cómo elaborar productos.

 

PMBOK

El Project Management Institute (PMI) elaboró este libro, donde se establece todo un conjunto de herramientas de gestión de proyectos y buenas prácticas que todo Project Manager debe conocer y aplicar. El PMBOK está orientado a una gestión predictiva de los proyectos. Atiende a las diversas fases de una planificación lineal; una vez superada una etapa, no se volverá a ella. La planificación se realiza en la fase inicial, donde se estable la necesidad o solución, el alcance de las actividades y predice su coste.

 

SCRUM

Scrum es un proceso en el que se aplican, de manera regular, un conjunto de buenas prácticas para trabajar colaborativamente, en equipo. En Scrum se realizan entregas parciales y regulares del producto final, priorizadas según el beneficio que aportan al receptor del proyecto. Por ello, Scrum está especialmente indicado para proyectos en entornos complejos, cuyos requisitos son cambiantes o poco definidos, donde se necesita obtener resultados pronto, y donde la innovación, la competitividad, la flexibilidad y la productividad son fundamentales.

 

CCPM (Critical Chain Project Management) o cadena crítica

Se basa en el análisis aplicado a la etapa de planificación. Eliyahu M. Goldratt publicó en 1997 su obra más conocida, "Critical chain", donde se expone en qué consiste este método, basado en la teoría de las limitaciones. Su conocimiento en la materia le permitió desarrollar los algoritmos necesarios para garantizar proyectos finalizados en la mitad de tiempo y con una economía de, en ocasiones, un 50% menos de recursos utilizados.

 

LEAN

La metodología Lean, permite ir por el camino de la mejora continua en los procesos, de forma que se consiga su objetivo final: “hacer más con menos”. La metodología Lean permite diferenciar los procesos en aquellos que generan valor y aquellos que nos aportan lo que se conoce como “despilfarros”, entendiendo despilfarro (muda) como toda actividad o consumo de recursos que no añada valor al producto.

 

Gestor de proyectos online: de la metodología clásica a la planificación interactiva

La transformación digital nos está permitiendo avanzar en muchos sentidos, y uno de ellos es la planificación de proyectos. Comenzamos a escuchar el término liderazgo colaborativo, liderazgo basado en compartir. La gestión de proyectos comienza a estar “viva” y nos permite aprender de cada proyecto en el ámbito de la planificación.

En poco tiempo, no solo la figura del Project Manager ha sufrido una gran transformación. La inmensa mayoría de los Gestores de Proyectos, programas que nos ayudan a gestionar un proyecto, tiene la característica de estar en la nube. Ya no es necesario recurrir a nuestro ordenador para actualizar el estado de un proyecto. Ahora podemos hacerlo desde cualquier equipo, aplicando un enfoque totalmente colaborativo donde todo el equipo asignado a cada proyecto accede a la misma información, constantemente actualizada; incluso, en proyectos de desarrollo de software podemos ya tener una gestión online de las diferentes versiones.

Entre la multitud de soluciones para gestionar nuestros proyectos, no podemos dejar de comentar una que cuenta con una interfaz muy intuitiva: Trello, una herramienta de gestión de proyectos que hace que la colaboración sea sencilla. Aunque Trello sea para casi todo, ya estés organizando proyectos en el trabajo, tareas del hogar, viajes o cualquier otra cosa, el uso más popular y obvio de Trello es como gestor de proyectos y tareas, tanto para el ámbito personal como para la gestión de equipos.

 

 

Logos al pie

“La Red CIDE es una iniciativa de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, impulsada a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), y cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, con una tasa de cofinanciación del 85% en el marco del Programa Operativo FEDER Canarias 2014-2020