La Transformación Digital de los Astilleros

Centro Red Cide que le asesoró

Astilleros Canarios, S.A. (ASTICAN)

Logo empresa
Foto cabecera

EMPRESA:

La unión de los proyectos del Instituto Nacional de Industria (INI) y la Caja Insular de Ahorros de Gran Canaria, a los que también se unieron los estudios que la empresa Nacional Bazán había elaborado para el traslado de sus antiguas instalaciones de ASVASA, dieron como fruto el inicio del proyecto de Astilleros Canarios S. A. (en adelante ASTICAN). Así, finalmente quedó constituida la Sociedad, el 26 de abril de 1972, como empresa pública. El astillero se privatizó en 1989. Con mentalidad de esfuerzo y mejora continua, unido al buen hacer de sus profesionales, la actividad de ASTICAN ha seguido una línea claramente ascendente a lo largo de estos años. Como logros a resaltar, fue la primera empresa canaria y el primer astillero de España en certificarse en Calidad.

 

ACTIVIDAD:

Actualmente, ASTICAN es el astillero de referencia en el Puerto de La Luz y de Las Palmas, dedicándose a la reparación, mantenimiento y transformación de buques, plataformas petrolíferas y cualquier artefacto marino, prestando servicios de reparación naval a sus clientes 24 horas del día, los 365 días del año y además es generador de empleo en las industrias auxiliares del Puerto de Las Palmas. Ofrece un amplio portfolio de servicios demandados por los armadores para sus buques y unidades offshore, que van desde habilitaciones y conversiones, trabajos de tuberías, submarinos, mecánicos y verticales, electricidad y electrónica, operaciones con cargas pesadas, motores, tratamientos de cascos y tanques, inspecciones y reparaciones de hélices, ejes de cola y propulsores.
 

INNOVACIÓN:

Los astilleros se enfrentan a retos concretos que guardan relación con el rendimiento de sus servicios y un menor impacto medioambiental. Por ello, parte de su competitividad debe estar basada en la introducción de soluciones tecnológicas en sus procesos de diseño y producción. Los desafíos de esta industria están relacionados con una capacidad financiera limitada, una pequeña economía de escala, la falta de habilidades y capacidades tecnológicas, y el acceso limitado a redes de información y cooperación, elementos que sí están a disposición de las grandes industrias. Consciente de este reto y en cooperación con el Clúster Marítimo de Canarias (CMC) y el Centro Tecnológico de Ciencias Marinas (CETECIMA), diseñamos y llevamos a cabo el proyecto de innovación tecnológica: SMART SHIPYARD - Desarrollo de tecnologías inteligentes para el aumento de la productividad de los astilleros, que tuvo como objetivo principal, aumentar la productividad de los astilleros y agentes de la cadena de valor mediante el desarrollo y demostración de soluciones tecnológicas a medida, basadas en las necesidades y requerimientos específicos de los astilleros canarios y la participación en redes de transferencia tecnológica nacionales y europeas que proporcionen el intercambio de información, acceso a tecnologías facilitadoras y conocimiento entre empresas y centros de I+D+i.

 

BENEFICIOS:

Para mejorar la productividad del astillero y de otros agentes de la cadena de valor, como son los talleres de industria auxiliar, durante el proyecto se definió un catálogo de tecnologías inteligentes en áreas tecnológicas seleccionadas en base a las necesidades específicas de los astilleros, mediante actividades de investigación, estado del arte y benchmarking. Estas soluciones tecnológicas han formado la base para posteriormente identificar, evaluar y validar algunas de estas tecnologías, mediante el desarrollo de dos (2) pruebas piloto para ayudar al astillero en la toma de decisiones sobre la viabilidad y evaluación de las soluciones técnicas más asequibles, sólidas y flexibles, e identificando las habilidades necesarias, y recomendando nuevos modelos de negocio basados en el aprovechamiento de estas soluciones de una forma más eficiente en los procesos de los astilleros. Estos pilotos han sido evaluados posteriormente para su validación bajo criterios de productividad, impacto medioambiental y condiciones de salud y seguridad. Por otra parte, se identificó claramente el potencial que tendría generar una red de investigación, innovación y transferencia de tecnología enfocada a la competitividad de la reparación naval. Para ello, se realizó un diseño de esta red tecnológica de reparaciones navales en Canarias, mediante la identificación y mapeo de agentes, diseño de un modelo conceptual operativo y la definición de una Agenda Estratégica de I+D+i como instrumentos para promover la innovación en el sector.


Entrevista

Foto entrevistado
D. Germán Carlos Suárez, CEO de ASTICAN

¿Qué logros más importantes has conseguido?

En los próximos dos o tres años, estaremos enfocados y ocupados en la digitalización del astillero. Tenemos que ganar en productividad y eficiencia, ya que en el entorno más cercano habrá cada vez mayor y mejor competencia. La digitalización es un medio absolutamente necesario para conseguir el valor añadido que hemos explicado. Estamos estudiando actualmente aplicar realidad aumentada y modelos 3D de los barcos que entran para reparar, o lo que es lo mismo, los gemelos digitales. El objetivo de esta innovación es poder anticiparnos a posibles interferencias en el proceso de reparación. Un barco no deja de ser una instalación industrial, en la que realizamos acciones de reparación y mantenimiento como las que se efectúan durante cualquier reforma. De esta manera, evitamos gastar tiempo y esfuerzos junto con los costes que esto conlleva.

¿Qué les ha aportado la Red CIDE?

La Red CIDE nos ha ofrecido apoyo a la hora de enfocar y orientar nuestras ideas de mejora continua en proyectos de I+D+i y encajarlas en las distintas oportunidades de financiación existentes en distintos programas públicos de financiación a este tipo de actividades. 

¿Qué diría a otros empresarios?

ASTICAN considera la innovación como una palanca estratégica para su desarrollo, crecimiento y sostenibilidad a largo plazo. La empresa tiene el firme propósito de dar el mejor servicio a nuestros clientes, adaptarse a un mercado global, cada vez más competitivo y cambiante. La ambición es ser la principal empresa en la que confíen los clientes.